Impactos de los neurotransmisores (serotonina y dopamina) en la depresión y la ansiedad

diciembre 2, 2022

6 min read

Introducción:

El cerebro humano es una estructura compleja. Tiene miles de millones de neuronas que transmiten sin problemas un mensaje de una parte a otra. Los neurotransmisores son los mensajeros químicos que transmiten señales entre las neuronas. Los estudios muestran que los neurotransmisores y los trastornos mentales como la depresión y la ansiedad se correlacionan fuertemente.

¿Qué son los neurotransmisores?

En el cerebro humano, las neuronas se comunican entre sí con la ayuda de mensajeros químicos. Los extremos neurales de dos neuronas cualesquiera no están conectados. Estas neuronas tienen un pequeño espacio conocido como espacio sináptico, donde los neurotransmisores en sustancias químicas transmiten señales a otras células objetivo. En palabras simples, los neurotransmisores son la sustancia química que ayuda a transmitir el mensaje entre las neuronas y las células diana. Estos mensajes ayudan a regular las funciones corporales. Los neurotransmisores juegan un papel crucial en el proceso de comunicación de señales que ayudan a regular:

1. Respiración

2. Dormir

3. Frecuencia cardíaca

4. Estado de ánimo

5. Digestión

5. Apetito

6. Concentración

7. Movimientos

Los neurotransmisores son de tres tipos; cada uno de ellos tiene un receptor específico.

Tipos de neurotransmisores:

1. Neurotransmisor excitatorio: estos tipos de neurotransmisores excitan y estimulan las células diana.

2. Inhibidores: estos tipos de neurotransmisores desalientan a las células diana e inhiben su acción.

3. Moduladores: estos tipos de neurotransmisores se comunican con múltiples neuronas a la vez.

¿Qué son la depresión y la ansiedad?

La depresión y la ansiedad son trastornos mentales comunes que afectan negativamente su vida. Ambos trastornos mentales crean obstáculos en su trabajo y en su vida personal.

depresión:

También se conoce como trastorno depresivo mayor o trastorno del estado de ánimo. Las personas deprimidas muestran signos de constante infelicidad, tristeza y pérdida de interés en sus vidas. El pesimismo está en el centro de la depresión. Provoca síntomas como,

1. El sentimiento de inutilidad o desesperanza

2. El sentimiento de tristeza constante

3. Contenido de pensamientos suicidas

4. Falta de interés por cualquier actividad

5. Fatiga

6. Sueño perturbado

7. Pérdida de apetito

8. Incapacidad para concentrarse o tomar decisiones

Es posible que la condición de depresión no desaparezca por completo. Sin embargo, con los tratamientos adecuados, se pueden controlar los síntomas de la depresión.

Ansiedad:

Sentirse ansioso es común cuando se enfrenta a un evento desafiante o amenazante. Sin embargo, los sentimientos de ansiedad duraderos pueden indicar trastornos de ansiedad. Ante el desafío o la amenaza, los humanos sienten estrés y utilizan mecanismos de lucha, huida o congelación. La ansiedad afecta tu salud mental y física. El miedo puede hacer que los factores estresantes parezcan más grandes de lo que son. Las personas con trastornos de ansiedad se enfrentan a sentimientos de ansiedad desproporcionados. Los síntomas de la ansiedad incluyen:

1. Inquietud constante

2. Ciclo de sueño alterado

3. Sudoración excesiva de palmas y pies.

4. Dificultad para respirar

5. Miedo y fobia

6. Mareos

7. Sequedad en la boca

8. Sentir pánico

¿Cómo afectan los neurotransmisores la depresión y la ansiedad?

Los cambios en los neurotransmisores son uno de los muchos factores que conducen a la depresión y la ansiedad. Ciertos neurotransmisores son responsables de regular el estado de ánimo. Los estudios sugieren que los niveles bajos de ciertos neurotransmisores como la dopamina y la serotonina pueden causar depresión y ansiedad.

Dopamina y ansiedad: ¿Qué tiene que ver la dopamina con el miedo?

La investigación muestra que la depresión tiene vínculos con la dopamina, pero los últimos estudios científicos sugieren que puede desempeñar un papel clave en los comportamientos relacionados con la ansiedad. Por lo general, la dopamina se asocia con conductas adictivas al placer. Sin embargo, en ocasiones el miedo tiene relación con los niveles de dopamina. El miedo y la fobia son parte de muchos trastornos de ansiedad, como la fobia, la ansiedad social, la ansiedad generalizada y el TEPT. Si bien el miedo contribuye al nivel de dopamina, también contribuye al comportamiento similar a la ansiedad.

El papel de la dopamina en la depresión, la ansiedad y otras afecciones:

La dopamina es un neurotransmisor crítico que participa en la regulación del estado de ánimo. Los cambios en los niveles de dopamina pueden causar trastornos del estado de ánimo. La depresión también es un trastorno del estado de ánimo causado por la fluctuación de la dopamina. El cerebro libera dopamina mientras realiza actividades placenteras. Los niveles bajos de este neurotransmisor que causa placer pueden provocar depresión, mientras que cantidades excesivas de dopamina pueden contribuir a la agresión, al deterioro del control de los impulsos, a la hiperactividad y al TDAH. Algunos estudios sugieren que la hiperactividad y el exceso de dopamina están asociados con la esquizofrenia, los delirios y las alucinaciones. Algunos pacientes de Parkinson también tienen cantidades excesivas de dopamina en sus cuerpos. El exceso de dopamina puede promover tendencias de adicción al juego en una persona.

El papel de la serotonina en la depresión, la ansiedad y otras afecciones:

La serotonina es un neurotransmisor que nos hace sentir bien o felices: las personas con niveles bajos de serotonina experimentan problemas relacionados con la ansiedad. Además de regular el estado de ánimo, este neurotransmisor también regula las funciones intestinales. Hay una gran cantidad de serotonina en el intestino; La serotonina es un regulador del estado de ánimo e inductor de la felicidad y juega un papel vital en los tratamientos para la depresión. Los niveles bajos de serotonina pueden afectar su estado de ánimo, la alteración del ciclo del sueño, la sensación de dolor crónico, los problemas de ira, los problemas de memoria y más. Cada vez que experimenta una alergia grave, su cuerpo segrega serotonina. También juega un papel crucial en el control del dolor. Sin embargo, una cantidad excesiva de serotonina puede afectar gravemente la presión arterial y los latidos del corazón. Los estudios sugieren que la meditación consciente regular puede mejorar sus niveles de serotonina y mejorar su estado de ánimo.

Conclusión:

La serotonina y la dopamina son neurotransmisores esenciales que afectan su bienestar general. Una rutina diaria de ejercicio, meditación y una dieta nutricional pueden ayudar a equilibrar estos neurotransmisores. Practicar la gratitud también es una forma de equilibrar la serotonina. También puedes consultar a un terapeuta para tratar la ansiedad o la depresión.

Overcoming fear of failure through Art Therapy​

Ever felt scared of giving a presentation because you feared you might not be able to impress the audience?

 

Make your child listen to you.

Online Group Session
Limited Seats Available!