10 consejos útiles para combatir la claustrofobia

diciembre 13, 2022

7 min read

Introducción _

La claustrofobia es un miedo irracional a algo que representa poca o ninguna amenaza. Ciertas situaciones específicas lo desencadenan, pero difícilmente representan una amenaza. No tienes que avergonzarte si tienes claustrofobia porque todos desarrollan fobias en algún momento de sus vidas. Sin embargo, es posible que necesite terapia para ayudar a controlar sus síntomas.

¿Qué es la claustrofobia?

La claustrofobia es un trastorno de ansiedad específico caracterizado por un miedo intenso a los espacios cerrados. La claustrofobia es una de las fobias más comunes en las que se desarrolla miedo al estar en espacios confinados o estrechos, con la sensación de no salir y quedar atrapado allí indefinidamente. Evita ir a áreas cerradas como baños oscuros, ascensores, cuevas, etc. Por lo general, comienza en niños o adolescentes y continúa hasta la edad adulta. Aunque la claustrofobia no es un trastorno de pánico, puede darte la impresión de que lo eres.

¿Cuáles son los síntomas de la claustrofobia?

  1. Si tiene claustrofobia, es posible que se sienta ansioso en los aviones, sintiendo que necesita escapar y estará preocupado por la seguridad.
  2. Cuando hay miedo, es posible que le preocupe quedarse sin oxígeno y no pueda respirar.
  3. La ansiedad puede variar desde un nerviosismo leve hasta un ataque de pánico en toda regla.
  4. Cuando la ansiedad alcanza su punto máximo, puede experimentar los siguientes síntomas, que varían en severidad: dificultad para respirar, aumento de los latidos del corazón, sudoración, temblores, náuseas, mareos, boca seca, sofocos, hiperventilación, opresión o dolor en el pecho, desorientación, dolores de cabeza, entumecimiento, sensación de ahogo, ganas de ir al baño, etc.

¿Cuáles son las causas de la claustrofobia?

  1. La claustrofobia puede estar relacionada con la amígdala disfuncional, una pequeña sección de nuestro cerebro responsable del procesamiento del miedo. La genética controla la diferencia de tamaño, lo que puede interferir con la forma en que el cerebro procesa el miedo.
  2. Puede darse en familias.
  3. Los traumas infantiles de estar confinado en un espacio pequeño o en una habitación oscura o estar atrapado en un ascensor o en un armario durante un período prolongado son causas importantes de claustrofobia. Este trauma desencadena miedo o ansiedad por situaciones similares en el futuro.
  4. Los adultos pueden desarrollar claustrofobia más tarde en la vida después de una experiencia claustrofóbica. Por ejemplo, ingrese una máquina de resonancia magnética.
  5. Una exagerada sensación de proximidad. La violación de este espacio puede desencadenar claustrofobia.

¿Cuáles son los tipos de claustrofobia?

Diferentes personas tienen diferentes tipos de miedo a estar confinadas o atrapadas.

  • Miedo a los movimientos restringidos: una persona con claustrofobia puede experimentar ataques de ansiedad cuando se restringe en su dirección. La restricción de la acción debido a estar atado a un asiento, como en una montaña rusa o la limitación del movimiento usando un yeso para huesos rotos, puede causar claustrofobia.
  • Miedo a los espacios pequeños: una persona con claustrofobia puede experimentar ataques de ansiedad durante el atrapamiento en tipos específicos de habitaciones pequeñas como ascensores, sótanos, automóviles, trenes, cafés, aviones, túneles, áreas llenas de gente. La resonancia magnética, que requiere que la persona permanezca en un espacio reducido durante un período más prolongado, puede desencadenar ansiedad.
  • Miedo a la asfixia en áreas cerradas: se puede desarrollar un miedo a la asfixia, haciéndole sentir que se está quedando sin oxígeno o tiene problemas para respirar. Durante un ataque, una persona claustrofóbica se siente asfixiada y se quita la ropa, lo que le da la sensación de vivir más libremente.

¿Cómo puedes deshacerte de la claustrofobia?

El miedo no está solo en tu cerebro; el miedo vive en tu cuerpo. Su cuerpo ha evolucionado para sentir el peligro y enviar estas señales de peligro al cerebro para ayudar a combatir la amenaza. Cuando tienes claustrofobia, puedes evitar los espacios que te hacen sentir incómodo. Sin embargo, esta no es una solución a largo plazo porque puede encontrarse en situaciones aterradoras pero inevitables muchas veces en la vida. Aquí hay diez consejos para lidiar con un ataque:

  • No te involucres en las preocupaciones del cerebro y no te dejes caer en tu antiguo comportamiento. Oblígate a no preocuparte. Solo ignora y distrae. Permita que existan en la cabeza sin prestarles atención.
  • Oblígate a enfrentar tus miedos. Tienes que prestar la misma atención a tus emociones y a la parte lógica de tu cerebro. No te resistas al ataque cuando esté sucediendo. En lugar de eso, acéptalo. El miedo se volverá más aterrador de manejar, por lo que uno debe controlar la ansiedad. Sea lo que sea lo que temes, enfréntalo con coraje, y debería desvanecerse gradualmente.
  • Tenga a mano un soplador de burbujas o un aceite esencial. Cuando tienes miedo, soplar burbujas es una forma de ralentizar la exhalación y la respiración, lo que ralentizará la respuesta del sistema nervioso. Los aceites esenciales estimulan el tronco cerebral.
  • Fantasía guiada. Es una historia que te cuentas y visualizas. El informe lo llevará a través de las experiencias, los miedos y las emociones que podría haber asociado con algo específico, como estar en un ascensor. Los sentimientos existen en tus pensamientos. Los sentimientos se hacen más fuertes cada vez que experimentas la fobia virtualmente. La teoría es que cuanto más te expongas a algo que te asuste, menos temeroso te volverás. Obtener la experiencia de estar en un espacio confinado en el mundo virtual puede ayudarte a superar tu miedo en un entorno seguro.
  • Exposición graduada. Con un ataque, respira lentamente y cuenta hasta 3 con cada respiración. Trata de concentrarte en algo que te haga sentir seguro, como el tiempo que pasa en tu reloj o que estarías bien y saldrías pronto de esta situación. Recuérdate a ti mismo repetidamente que tu miedo y ansiedad pasarán.
  • Ponte a prueba con situaciones que desencadenan este miedo y prueban que el miedo es irracional. Visualiza o concéntrate en un recuerdo feliz que te tranquilice.
  • La claustrofobia leve se puede tratar con relajación y respirando profundamente después de cerrar los ojos. Cuando sufres un ataque de pánico, puedes controlar tu miedo respirando profundamente. Si te sudan las palmas de las manos o tu corazón se acelera, lo mejor que puedes hacer es no luchar. Todo lo que puedes hacer es mantener la calma y sentir el pánico en esta situación. Simplemente exhala.
  • Mantén la calma y tómate un descanso para hacer algo que no esté relacionado con tu miedo o problema. El objetivo es acostumbrar la mente al pánico, lo que ayudará a eliminar el miedo.
  • El alcohol o las drogas no te ayudarán a superar tu miedo o ansiedad. En su lugar, intente hacer cosas simples como dormir temprano, salir a caminar, etc., que pueden ayudar a calmar sus sentidos.
  • Compartir preocupaciones puede reducir el miedo en gran medida. Hable de sus preocupaciones con sus amigos y familiares. Te harían sentir más cómodo para superarlo y lo harían parecer como si nunca hubiera existido.

Conclusión

En resumen, tener miedo no implica que estés en peligro. Es solo el intento de tu cuerpo de protegerte haciéndote temeroso. Depende de usted superarlo con esfuerzos constantes y abordar la causa subyacente. Si tiene claustrofobia, debe consultar a un médico. Nuestros médicos pueden ofrecer un diagnóstico y recomendaciones de tratamiento para ayudarlos a volver a la normalidad. ¡Póngase en contacto con nosotros hoy!

Overcoming fear of failure through Art Therapy​

Ever felt scared of giving a presentation because you feared you might not be able to impress the audience?

 

Make your child listen to you.

Online Group Session
Limited Seats Available!